Pinceladas de Lisboa

Calles adoquinadas, tranvías, plazas llenas de historia, atardeceres mágicos y pasteles de nata. Días soleados, un gran acuario, visitas turísticas, gafas de espejo y muchas sonrisas. En eso se basó mi corto viaje a la capital de Portugal, con tres amigos, en los primeros días de diciembre de 2015.

Lisboa es una ciudad llena de encanto, que me cautivó y que volvería a recorrer sin dudarlo un segundo. Lo bueno es que gracias a sus callejuelas y a sus edificios antiguos pero todos parecidos, tienes muchas probabilidades de perderte y encontrarte con caminos que guardan secretos de hace miles de años.

IMG_0788

Lo malo es que también puedes perderte en sus callecitas, no saber ni dónde encontrar un restaurante para almorzar y después de mucho caminar, terminar en uno caro y malo porque el malgenio y los pies de todos ya no dan más.

Aunque no todas las perdidas en una ciudad resultan tan malas como esa; hay otras como perderse más de una hora tratando de encontrar la parada adecuada del bus y terminar, gracias a esa hora de retraso, en el lugar adecuado, a la hora exacta para apreciar un atardecer que te deja sin aliento. Este fue en la playa, al lado de la bonita Plaza del Comercio, y con un fondo prestado (el Golden Gate de San Francisco y el Corcovado de Río de Janeiro) pero puestos en la costa de Lisboa.

IMG_0842

Un día soleado, gafas de espejo y cámara en mano capturando lo que los ojos ven mientras el busesito de dos pisos con el techo descubierto va recorriendo las calles de la ciudad. Nuestra primera parada del día es el Oceanario de Lisboa, el más grande de la Unión Europea. Debo confesar que no soy fan de los animales y mucho menos de ellos en cautiverio, pero había que ir a conocerlo y puedo decir que valieron la pena los 15€.

Tiene un estanque bastante grande con tiburones, peces de todos los colores, tamaños y clases, mantarayas, y hasta un pez grande, gordo y desagradable que nunca había visto. Lo bonito es que durante casi todo el recorrido del acuario puedes ves lo mismo pero desde diferentes perspectivas, eso me gustó; aunque no tanto como los pingüinos, tan lindos y tiernos, pero diminutos y frágiles.

IMG_0896

La segunda parada fue la Torre de Belém, construida en 1514 por Francisco de Arruda y que sirvió como centro de recaudación de impuestos para poder entrar a la ciudad. Es un edificio imponente, de una arquitectura singular y construida sobre el agua, lo que le otorga cierto misterio, parece como la torre donde encierran a la princesa en los cuentos de hadas.

Nuestros días continuaron en un sin fin de sitios turísticos, calles, edificios y recorridos. Fotos, comidas típicas y sol. Fue muy emocionante y bonito descubrir esta bella ciudad. Me gustó mucho el contraste que hay entre la Lisboa antigua, con tranvía, calles adoquinadas y edificios de piedra con ventanas de marco blanco; con la Lisboa moderna, que tiene el acuario más grande de Europa, edificios altos con vidrios espejados y grandes avenidas. ES UNA CIUDAD MUY PINTORESCA.

IMG_0984

Muchas fotos, casi todas azules por las gafas y el mar, mucha comida: casera, típica y hasta gourmet (fuimos a un exquisito restaurante llamado A Cevichería que merece un post aparte), muchas gritos y desacuerdos, pero también recuerdos, aciertos y sonrisas, pies que caminaron, tenis que se desgastaron y ojos que guardaron en la mente imágenes de esta bellísima capital.

Esta es una pequeña pincelada de mi visita a la capital portuguesa. Llena de arquitectura, historia y gente linda. Una ciudad que me recibió con los brazos abiertos y que quisiera volver a visitar alguna otra vez en la vida. Un gran viaje, una gran experiencia.

IMG_1013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s